Cuestión de todas



Preocuparte por la imagen que proyectás al mundo suele bastar para que te tilden de superficial. Lo cierto, es que todas tenemos momentos en los que desearíamos lucir mejor. 

Aún esas mujeres que parecen estar más allá del bien y del mal, de las combinaciones, diseñadores o últimas tendencias, tarde o temprano necesitan un cambio y mejorar la imagen personal es una parte fundamental. No sólo porque logra que otros te vean más linda, sino porque una lo siente así y eso aumenta la autoestima y fortalece la confianza en sí misma.
  
Sabemos que en una cultura tan "visual", como en la que estamos inmersos, nuestra carta de presentación es nuestra apariencia. Sabemos que la imagen "vende", y que "la primera impresión es la que cuenta", porque no siempre tenemos una segunda. Entonces, ¿por qué no cuidarla y arreglarla con buen gusto? ¿Por qué esa manía de descuidarnos o afearnos, cuando podríamos sacar partido de nosotras mismas mostrándonos lindas y femeninas?

No te parece que va siendo hora de aprender a conectarte con esa belleza que llevás dentro?, que ya es tiempo de aprender a aceptarte, cuidarte y quererte tal y como sos, con tus virtudes y tus defectos, pero siendo vos?

Sin duda, este es el momento para empezar a mirarte con otros ojos, para ser más condescendiente con vos misma. Para cambiar aquello que no te gusta y para destacar tus puntos fuertes.

Cuando decidas a dar ese paso, te voy a estar esperando para ayudarte en ese mágico proceso.

Dale! Animáte a cambiar!